CONSIGNAS A SEGUIR EN CASO DE INCENDIO

CONSIGNAS A SEGUIR EN CASO DE INCENDIO                                                                                   

 

  •  Llamar lo más rápido posible al Cuartel de Bomberos. 

  • Conservar la calma y actuar con rapidez. 
  • En un incendio, corte cuanto antes el fluido eléctrico. Si no es posible, recuerde la prohibición de usar chorro de agua. 
  • Alejar inmediatamente a toda persona que no tenga misión concreta en los trabajos de extinción. 
  • Antes de iniciar la evacuación, piense en las posibles vías de evacuar y valore los obstáculos que pueda encontrar en las mismas. 
  • Si decide atacar el fuego, sitúese entre la puerta y el fuego. 
  • Ataque al fuego por la base. 
  • Antes de abrir la puerta de una habitación que esté incendiada, toque con la palma de la mano. 
  • Si está muy caliente, aléjese. 
  • Si decide abrir la puerta, no lo haga de golpe, es muy peligroso; ábrala lentamente. 
  • Al abrir la puerta de la habitación incendiada, hágalo pegado a la pared y del lado del pomo, nunca de frente. 
  • Las puertas blindadas son peligrosas porque el calor las dilata y quedan bloqueadas. 
  • Aprenda el manejo y funcionamiento de los equipos de extinción que posea. 
  • En los fuegos de aceite, alcohol, gasolina, etc., no intente apagar con agua. 
  • No utilice agua para apagar los fuegos eléctricos. 
  • No utilice el ascensor como vía de evacuación, pues puede morir asfixiado por los humos o puede descolgarse el ascensor. · v Para evacuar un edificio, utilice la escalera y hágalo de manera pausada, el oxígeno puede faltarle en cualquier momento.
  • Una vez en la escalera, muévase con la espalda pegada a la pared. 
  • Tápese la nariz y la boca con un pañuelo, a ser posible húmedo. 
  • En un incendio, muévase reptando; los gases y el calor ascienden y la respiración (se complica) es tanto más difícil cuanto más alta tiene la cabeza. 
  • Si se le prenden las ropas, no corra, tírese al suelo y ruede. 

  • Si se le prende el pelo, meta la cabeza en agua. 
  • Al huir de un fuego cierre todas las puertas y ventanas que encuentre en su camino.

Si se encuentra atrapado en una habitación:

  • Cierre todas las puertas. Tape con trapos, a ser posible húmedos, las rendijas de puertas y ventanas. 
  • Hágase ver a través de los cristales, agitando un trapo o sábana.
  • Si se encuentra en un distribuidor de habitaciones:

1. Entre en la que dé a la calle más ancha.
2. Cierre todas las puertas.
3. Si todas las habitaciones son interiores, escoja la que dé al patio de mayor superficie.

  • Si el patio no fuera suficientemente amplio, métase en el cuarto de baño y moje todo cuanto está a su alrededor. 
  • Si no pudiera tampoco meterse en un cuarto de baño, hágalo en la habitación que tenga pared maestra y sitúese próximo a ésta. 
  • No olvide nunca tapar las rendijas.
  • Ayude siempre que pueda y sea posible, pero no olvide que los "supermanes" suelen ser los primeros muertos.